Cadena Azul Lorca 107.0 & 107.8
La radio local

Cierran un Asador en Lorca que incumplía las restricciones de salud, 100 personas celebraban una fiesta con karaoke

Los clientes se encontraban en grupos de más de seis personas y pidiendo en la barra del local.

La Policía Local ha denunciado a 29 personas por no llevar mascarilla, sobrepasar el límite de 6 comensales por mesa, atender en la barra y tener pista de baile.

La Policía Local de Lorca desalojó y precintó este sábado por la noche el asador Darfary, ubicado en la antigua carretera de Águilas, en la pedanía de Campillo, en el que un centenar de personas la mayoría de origen latino celebraba una fiesta con karaoke.

En el interior del local la mayoría de los clientes se encontraban agrupados en mesas de más de seis personas, otros estaban de pie formando corrillos y algunos permanecían en la barra sin respetar el distanciamiento social ni contemplar ninguna medida de seguridad.

Así mismo se estaba celebrandouna acividad con karaoke con dos altavoces en funcionamiento en el momento de la intervención policial, que terminó con el desalojo del local, una operación en la que no se produjeron incidencias pese al elevado número de clientes.

El concejal de Seguridad, José Luis Ruiz, ha subrayado que el local ha sido precintado. Así mismo el propietario ha sido denunciado por el incumplimiento de las medidas específicas de higiene y protección establecidas para cada tipo de establecimiento o actividad sea en espacios o locales públicos o privados cuando se produzca daño muy grave para la salud de la población.

Como se trata de “una infracción muy grave” se trasladará un informe a la Consejería de Sanidad para que tome como medida cautelar el cierre del asador, pero además fueron denunciados de forma individual 29 clientes, 24 de ellos por infringir la norma que impide reuniones de más de seis personas no convivientes y otros cinco fueron denunciados por consumir en la barra del local, una actividad prohibida desde esta semana en la Región de Murcia.

El edil afirmó que la Policía “va a ser implacable con los que incumplan”, aunque puso de relieve que “la gran mayoría de los hosteleros de Lorca lo está haciendo bien y trabajan con responsabilidad”.

El caso del asador Dafary supone el segundo desalojo de un local de hostelería con concentración multitudinaria de personas tras el que se tuvo que llevar a cabo hace una semana en la cafetería ‘New York’ en Plaza Real donde otras cien personas celebraban un cumpleaños.

Ruiz precisó que durante el turno de noche y el turno de refuerzo de la Policía Local habilitado con motivo de la crisis sanitaria de Lorca en las últimas horas se han impuesto 52 denuncias por reuniones de más de seis personas, 34 por no hacer uso de la mascarilla, cinco por consumo en barras, tres por exceso horario en salones de juego y tiendas de alimentación, dos por exceso de ruidos, una por tenencia de drogas y tres por consumo de alcohol en la vía pública.

 

También podría gustarte

Política de ley de cookies Aceptar botón Lee mas