Cadena Azul Lorca 107.0 & 107.8
La radio local

FREMM pide ayudas de 60 euros para cada vehículo que revise sus emisiones

La federación del Metal y Gretamur se unen a CETRAA, ANCERA y CONEPA en la solicitud de incentivos para mejorar la calidad del aire y la seguridad de las personas a través de un impulso al sector de la reparación y mantenimiento de automóviles.

La Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia, FREMM, y su Gremio de Reparación de Talleres de Automóviles de la Región de Murcia (GRETAMUR) se suman al escrito que las tres organizaciones empresariales del sector de la postventa de la automoción han dirigido a varios ministerios con el fin de que se cree una nueva ayuda de 60 euros para la revisión de emisiones. Desde el sector, se solicita al Gobierno la implantación de un plan de ayudas específicas destinadas a promover la revisión de determinados sistemas, especialmente los relacionados con emisiones, como ya se está haciendo en otros países europeos.

El sector de postventa acoge a talleres, neumáticos, equipos y accesorios, entre otras actividades empresariales. Así, las tres entidades de defensa del sector, cuyos objetivos comparte FREMM, calculan que varios millones de vehículos podrían ser susceptibles de revisión, consiguiendo reducciones del 10% en CO2, 80% en partículas y 55% en NOX. De igual manera, disminuiría las incidencias en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

El proyecto ayudaría también a la sensibilización de los ciudadanos en materia de calidad del aire, en un momento en el que la lucha contra la pandemia anima al uso del vehículo privado para los desplazamientos personales, como se desprende del notable aumento de la demanda en vehículos de ocasión con una antigüedad elevada en los últimos meses.

No es suficiente con el Plan Renove

FREMM respalda en la actualidad las medidas que se están tomando para la renovación del parque automovilístico, donde se contemplan ayudas a la compra de nuevas unidades, y considera necesario además, un Plan Renove para adquirir vehículos usados.

Por su parte, las tres organizaciones empresariales citadas entienden que existen usuarios que no pueden adquirir nuevos automóviles y, por tanto, precisarían de ayuda citada para revisar su sistema de emisiones, ya que no quieren renunciar ni a la seguridad ni al cuidado del medioambiente. Recuerdan que un vehículo bien mantenido contamina menos, ahorra combustible y contribuye a la seguridad de los ciudadanos, lo que coincide con los objetivos de las ayudas a la renovación del parque.

Por esa razón, estiman que resultaría ecuánime el apoyo a los propietarios de estos vehículos desde las Administraciones públicas para conseguir esos fines, sobre todo, en un momento en que la situación económica de tantas familias aleja de sus prioridades el cuidado de sus automóviles.

También podría gustarte

Política de ley de cookies Aceptar botón Lee mas

Política de privacidad y cookies