Take a fresh look at your lifestyle.

Llegan a un acuerdo para conciliar los usos ganaderos y residenciales del suelo en Lorca

IU-Verdes Lorca celebra el acuerdo social y destaca “la fuerza” del trabajo colectivo de los vecinos

La concejala Gloria Martín, ha recordado que su formación ha trabajado durante cuatro años por una modificación del Plan General para hacer compatible las explotaciones ganaderas de tipo industrial con la preservación la salud y el bienestar de las personas, el medio ambiente y los recursos naturales. Una lucha que comenzaron junto a una escasa decenas de vecinos

La concejala de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, ha mostrado hoy la satisfacción de su formación política por el acuerdo alcanzado en el marco de la Mesa de Diálogo puesta en marcha por el Ayuntamiento para conciliar los usos residenciales y ganaderos del suelo mediante la modificación del Plan General Municipal de Ordenación, que se aprobará en el Pleno del 27 de julio.

Martín ha destacado que se trata de un “acuerdo social” sin precedentes en Lorca que permitirá ajustar las distancias entre nuevas explotaciones de ganado porcino de tipo II y III a los núcleos urbanos de pedanías, centros educativos y sanitarios, ramblas, cauces de ríos, fuentes y manantiales.

En defensa del pequeño ganadero, Martín ha explicado que quedarán fuera de la modificación del PGMO las explotaciones de tipo I, asociadas a las economías familiares, y que se permitirán las ampliaciones que sean necesarias para que las de cualquier tipo puedan adaptarse a la normativa sectorial de bienestar animal o de cambio de orientación, “siempre y cuando se respeten las mismas unidades ganaderas”.

Pensando también en aquellos empresarios que ya operan en la horquilla de distancia comprendida entre los 1.000 y los 1.500 metros, la modificación del PGOM contempla la posibilidad de que puedan ampliar su cabaña ganadera hasta el límite de las explotaciones de tipo II (3.000 cabezas).

Para Martín, se trata de “establecer parámetros equilibrados que permitan la armonización de los distintos usos del suelo en los entornos rurales, y ofrecer una solución factible y positiva para nuestro municipio”.

IU-Verdes Lorca lleva cuatro años trabajando por una modificación del Plan General para hacer compatible las explotaciones ganaderas de tipo industrial con la preservación la salud y el bienestar de las personas, el medio ambiente y los recursos naturales. También “con las posibilidades de diversificación de nuestra economía, para lo que es preciso minimizar los perjuicios para aquellas otras actividades económicas, ya sean de índole industrial, agrícola o turística, que están llamadas a desarrollarse en nuestros pueblos”, explicó la concejala.

“Creemos que este es un paso importante para el que, en aras del acuerdo, hemos tenido que hacer concesiones”, reconoció la edil, para añadir que “nos consta que los representantes de los ganaderos también han hecho las suyas, y se lo agradecemos”.

“Somos conscientes de que hay familias que van a seguir desprotegidas porque sus viviendas quedan fuera de los núcleos rurales y nada impedirá, de momento, que junto a ellas se puedan construir macrocebaderos de miles de cabezas de ganado, pero lo importante es que se han sentado las bases de un diálogo razonado y ojalá podamos seguir trabajando en el futuro”, manifestó.

En su comparecencia pública, Martín ensalzó “la fuerza del trabajo colectivo”. En ese sentido, relató que cuando comenzaron a trabajar en esta problemática, los concejales de IU se reunían a penas con una decena de vecinos, casi todos de la misma familia. “Tuvieron el tesón y la paciencia de ir tejiendo redes con otros vecinos en lugares dispares de nuestro término municipal que estaban pasando por lo mismo. Aunaron esfuerzos, recabaron apoyos de organizaciones ambientalistas como Ecologistas en Acción, y lograron algo que es difícil pero no imposible: crear conciencia social”, aseguró. “Lorca debe agradecer este paso a ‘Stop cebaderos junto a las casas’, a la federación Espartaria-Tierras Altas de Lorca, y a la plataforma ‘Salvemos el Consejero’, que han trabajado codo con codo, pensando en lo de todos, a veces, en un contexto vecinal que no ha sido fácil” explicó.

Martín también ha querido destacar el papel del grupo municipal de IU-Verdes y, sobre todo, de toda su militancia. “Hemos sido no sólo una herramienta necesaria, sino ante todo útil, para cambiar aquello que funcionaba mal”, manifestó. Para abordar esta tarea, la edil aseguró que han seguido un modelo de trabajo similar al empleado con los afectados por la devolución de las ayudas de los terremotos: “Mucho trabajo en la calle con los colectivos y buena coordinación con el trabajo institucional que hacemos los concejales de IU-Verdes y que después se ha visto respaldado por el equipo de gobierno”, a quienes también agradeció “que hayan dignificado la política cumpliendo con un compromiso electoral”.

Sobre el papel jugado por el Partido Popular en este asunto, Martín lamentó que, por “estrategias electoralistas” estuvieran “más ocupados en buscar la ruptura del diálogo mediante mentiras y manipulaciones que en facilitar el entendimiento”, lo que “no es propio de un partido que ha gobernado en Lorca durante doce años. En cualquier caso, les invitó a sumarle al acuerdo, a pesar de sus “nulas aportaciones para su consecución”.