Take a fresh look at your lifestyle.

Los fisioterapeutas del “Rafael Méndez” denuncian la imposición de su rotación diaria por las plantas del centro

Se trata de una medida adoptada recientemente por la Gerencia del centro que, en opinión de estos profesionales, multiplica el riego de contagio

IU-V exige que cualquier cambio debe garantizar la seguridad de profesionales y de usuarios

Los fisioterapeutas que trabajan en el Hospital “Rafael Méndez” de Lorca han decidido sacar a la luz pública su disconformidad con las últimas decisiones organizativas que, en relación a su servicio, ha adoptado la Gerencia del centro hospitalario.

Unas quejas de las que se ha hecho eco el Portavoz municipal de IU-V en Lorca, Pedro Sosa, que ya se ha coordinado con la responsable de Sanidad regional de su organización, Alicia Martínez, para intentar dar una respuesta a estas demandas que sea satisfactoria para pacientes y profesionales.

Según el concejal de IU-V, de los once “fisios” del Rafael Méndez sólo uno de ellos, que además había solicitado hacer ese trabajo de forma voluntaria, hacia tradicionalmente la función de ir visitando y tratando a los enfermos hospitalizados en plantas, y el resto hacia su trabajo en “atención especial” con pacientes no hospitalizados. Se trataba en opinión de los profesionales de un sistema de trabajo y de organización de sus funciones aceptado por todos, que llevaba años implantado y que, además, para momentos de emergencia sanitaria como la que vivimos, es infinitamente más seguro para contener los riegos de contagio del COVID-19.

Pero pese a que ese sistema ha venido funcionando relativamente bien a lo largo del tiempo, al parecer tanto la Dirección de Enfermería como la Gerencia del hospital han decidido, contra el criterio de los profesionales, hacer rotar cada día con turnos en las plantas de los hospitalizados a los once fisioterapeutas. Una medida que califican de arbitraria y que multiplica los riesgos de contagio del COVID y de otras enfermedades de contacto.

Sosa ha adelantado que por las vías que estimen más efectivas y más urgentes llevarán este conflicto a la Consejería de Sanidad y exigirán de la administración sanitaria regional que escuche las reivindicaciones de los profesionales y, en su caso, que corrija las decisiones arbitrarias de los responsables del hospital lorquino.

De otro lado, IU sostiene también que exigirá revisar la escasez de profesionales públicos en este servicio en Lorca y las continuas y costosas derivaciones a centros privados.