Cadena Azul Lorca 107.0 & 107.8
La radio local

Más de 300 personas han firmado en contra de la Ley Celáa en las mesas instaladas en la Alameda de la Constitución

De extraordinaria ha sido calificada por el PP la campaña en defensa de la libertad educativa y en contra de la ley del PSOE que quiere desmantelar el Pilar Soubrier.

A pesar del frío, más de 300 personas han firmado en contra de la Ley Celáa, que pretende eliminar el derecho de los padres a decidir en qué colegio estudiarán sus hijos, y acabará con más de 750 plazas de alumnos en varios colegios lorquinos.

La Alameda de la Constitución ha contemplado esta mañana el inicio de la campaña de recogida de firmas promovida por el Partido Popular de Lorca en defensa de la libertad educativa. Su presidente, Fulgencio Gil, ha afirmado que el resultado de esta primera cita ha sido muy positivo y nos estimula para seguir adelante durante los próximos días.

Fulgencio Gil ha manifestado que la gente nos ha trasladado su apoyo y nos ha mostrado su hartazgo respecto a los gobiernos del PSOE en Lorca y Madrid. De hecho, centenares de lorquinos ya han firmado contra esta intervencionista y adoctrinadora, que quiere quitarnos la libertad de decidir cómo queremos educar a nuestros hijos. Estamos ante una ley sectaria con la que el PSOE de Pedro Sánchez y Diego José Mateos, quiere adoctrinar políticamente a los ciudadanos desde nuestra infancia, y, lógicamente, estamos viendo que la sociedad civil se rebela, porque es una auténtica aberración.

La ley educativa de los socialistas provocará la pérdida de más de 750 plazas escolares en centros lorquinos y el desmantelamiento del colegio de educación especial Pilar Soubrier, como principales consecuencias directas, además, de que ya no serán los padres los que tengan la opción de elegir en qué colegio estudiarán sus hijos, sino que perderán esa libertad, y será el gobierno el que lo decida.

Diego José Mateos quiere que el gobierno decidirá, por encima de la opinión de los padres, dónde es escolarizado su hijo con necesidades educativas especiales, prevaleciendo una decisión política sobre la educativa. El objetivo es estrangular los centros de Educación Especial, entre ellos nuestro Pilar Soubrier, que se va a desmantelar con la excusa de la inclusión en centros ordinarios. Inclusión que parecen desconocer, pues en la realidad, los centros ya son inclusivos hace mucho tiempo, acogiendo al 90% de estos alumnos.

Los socialistas quieren eliminar también la libertad de los padres a escolarizar a sus hijos en el centro que ellos consideren. Y todo por una obsesión enfermiza por acabar con la libertad educativa, anteponiendo el poder del Estado sobre la libertad de las personas. Tratan de decidir por nosotros y establecer una auténtica dictadura educativa. Están politizando la educación con un modelo de adoctrinamiento, siguiendo el modelo de países tan libres y democráticos como Venezuela, Cuba y Corea del Norte.

Resulta paradójico que esta ley del PSOE ataque también a la educación concertada, en la que han estudiado, entre otros, Pedro Sánchez, 13 de sus ministros y un ingente número de políticos socialistas de Lorca y Murcia. Sin embargo, el PSOE quiere ahora que cuando unos padres quieran optar por uno de los tres centros concertados que existen en Lorca, Madres Mercedarias, San Francisco o Ciudad del Sol, tampoco lo van a poder hacer. Esto significa que van a perder muchas plazas, y líneas educativas, situándolos al borde de su desaparición. Estamos asombrados de cómo el gobierno se dedica a fracturar la sociedad, a romperla, a enfrentarnos, a nivel nacional y local, y eso tiene sus efectos perjudiciales en Lorca.

Mateos&Sánchez obligarán a que los colegios sólo puedan acoger alumnos de su zona de influencia, con lo que aquellos centros con población más dispersa, como los colegios de pedanías, que están haciendo un esfuerzo para atraer alumnos del centro de Lorca, con innovaciones constantes, van a resultar muy perjudicados y perderán muchos alumnos.

A estas alturas todos los lorquinos son conscientes de que la ley educativa que el PSOE de Mateos&Sánchez es un retroceso sin precedentes, ha obviado el diálogo social e impone un retroceso radical del sistema educativo guiado por intereses exclusivamente políticos. Los socialistas lorquinos están encantados con las palabras de su ministra de educación, que sostiene que “Los hijos no son de sus padres”, y se lo han tomado tan en serio que ahora quieren ser los socialistas los que decidan qué, cómo y dónde estudiarán nuestros hijos. Nosotros exigimos que se respeten los derechos de las familias y su libertad educativa y que los padres tengan libertad para llevar a su hijo al colegio que quieran.

La campaña de recogida de firmas, para la derogación de esta Ley educativa y en defensa de la libertad de los ciudadanos cuenta como citas más próximas con recogidas a pie de calle el miércoles en Plaza de San Vicente, el jueves en el mercado semanal y el viernes en la Plaza de Colón, además de visitar los mercados que se realizan en las pedanías de Purias y La Hoya.

También podría gustarte

Política de ley de cookies Aceptar botón Lee mas

Política de privacidad y cookies