Cadena Azul Lorca 107.0 & 107.8
La radio local

‘Snowmageddon’, ¿consecuencia del cambio climático?

Primero Filomena en España y ahora Orlena en Nueva York, han dejado dos de las nevadas más intensas en muchos años.

El cambio climático también puede ser el causante de estos episodios meteorológicos.

El término Snowmageddon’ nació en la prensa de Canadá en enero de 2009, como resultado de las palabras nieve (snow) y la expresión bíblica relacionada con el apocalipsis: ‘armageddon’. Hoy se ha popularizado en las redes sociales, empleándose para hablar del antes, durante y después de las borrascas que últimamente dejan extraordinarios acumulados de nieve en apenas unas horas o días. La pregunta es: ¿este fenómeno también es consecuencia del cambio climático?

El ‘Snowmaggedon’ llega a Estados Unidos

Cuando la borrasca Filomena llegó a España en la segunda semana de enero, muchas ciudades quedaron completamente cubiertas de nieve. En Madrid la circulación se paralizó, con muchos aviones y trenes cancelados al igual que otros muchos servicios esenciales, como la recogida de basuras o la distribución a los supermercados.

En los últimos días ha llegado el turno a Nueva York. “La gran manzana” está sufriendo un ‘snowmageddon’ como consecuencia de la tormenta invernal Orlena, que ha cubierto de nieve toda la ciudad, que se encuentra bajo alerta meteorológica. En Central Park se ha acumulado cerca de medio metro de nieve; en el condado de Rockland hasta 60 centímetros. Al igual que pasó en muchas zonas de España, Nueva York se ha visto obligada a cancelar miles de vuelos, cerrar colegios, comercios y, lo más alarmante, ha suspendido miles de vacunaciones contra la COVID-19.

En los próximos días seguirá nevando, aunque no de forma tan intensa y ya sin la mediación de Orlena, en el nordeste de los Estados Unido

¿Son estos fenómenos consecuencia del cambio climático?

Desde finales de los años 70 del siglo pasado la temperatura global ha aumentado de manera alarmante. Ya supera en 1 ºC los niveles preindustriales. El calentamiento global es una realidad tanto por esas evidencias térmicas como por los eventos extremos que suceden: el año pasado Gloria, Filomena o ahora Orlena.

Para entenderlo es necesario diferenciar entre los dos conceptos clave: el tiempo y el clima. Por muy intenso que sea, un episodio meteorológico concreto no cambia ni caracteriza el clima. El clima recoge el promedio de los fenómenos de un determinado lugar durante al menos 30 años. Sin embargo, el tiempo se refiere al momento concreto (aquí y ahora).

Por eso, en un escenario de cambio climático donde han aumentado de forma significativa las temperaturas, en ese “aquí y ahora” los eventos meteorológicos extremos se pueden volver más habituales o comunes.

¿Por qué hay nevadas tan intensas?

El hecho de que ahora sea más común que se sucedan nevadas torrenciales se debe a que se ha incrementado el contenido de humedad en la atmósfera debido a los procesos de evaporación, según Natacha Payá, climatóloga de Meteored (tiempo.com). A mayor calor, mayor evaporación. Así las nubes tienen un gran potencial para dejar precipitaciones, en otoño con los episodios de inundaciones y en invierno con las nevadas ‘torrenciales’.

El cambio climático está provocando que el tiempo sea cada vez más extremo. Los descensos de temperaturas y las grandes nevadas se intercalarán con muchos años anormalmente cálidos, por la tendencia al alza de las temperaturas.

También podría gustarte

Política de ley de cookies Aceptar botón Lee mas

Política de privacidad y cookies